Técnología

Cuatro jóvenes Afganos construyen un ventilador médico con partes de autos usados

150Visualizaciónes

Un equipo de cuatro adolescentes se une a la lucha contra el coronavirus en Afganistán al fabricar un ventilador mecánico a partir de piezas de autos usados.

La lucha contra el coronavirus continúa y a pesar de que en algunos países europeos las restricciones de confinamiento poco a poco se levantan, en otras regiones apenas se agudiza la situación; tal es el caso del continente americano y el Medio Oriente.

Cada país hace uso de sus recursos y conocimientos para combatir la pandemia y en el caso de Afganistán, además de las medidas impuestas por el gobierno y el apoyo al sector salud, aprovecha el talento de la sociedad en general para luchar contra el Covid-19.

Cuatro jóvenes Afganos construyen un ventilador médico con partes de autos usados

Autos viejos son clave para fabricar ventiladores

Una de las iniciativas que llamó la atención dentro y fuera de su país fue la de un equipo de jóvenes de entre 14 y 17 años que viven en la provincia de Herat y que aprovecharon sus estudios en robótica para diseñar un ventilador médico de bajo costo hecho con algunas piezas de autos usados.

Por el momento, las jóvenes esperan la aprobación del gobierno para convertir el prototipo en un modelo de producción cuyo costo llega apenas a los 300 dólares (poco más de $6000), un precio 100 veces más barato que el registrado actualmente en Afganistán para este tipo de equipamiento.

El ventilador está inspirado en un diseño del Instituto de Tecnología de Massachusetts y las jóvenes se apoyan en especialistas locales de salud y expertos de la Universidad de Harvard para producir el prototipo.

Pero, para hacerlo económico, se echó mano de motores y baterías de viejos Toyota Corolla que es uno de los autos más populares en su país.

Cuatro jóvenes Afganos construyen un ventilador médico con partes de autos usados

Sin embargo, la parte clave es una bolsa de plástico que sirve para ayudar a los pacientes a respirar y la tarea del ventilador es ayudar a que la bolsa opere de forma precisa.

De hecho, una de las tareas más complicadas a las que se han enfrentado, según Somaya Farooqi, una integrante del equipo, es ajustar el tiempo y presión de bombeo ya que cada paciente requiere un volumen y presión distinta en función de su edad y la gravedad de la enfermedad.

Con esto esperan ayudar al sector salud que cuenta apenas con 300 respiradores en todo el territorio para un total de 35 millones de habitantes, de los cuales, se reportan ya 784 casos de Covid-19 y 24 muertes aunque se teme que el número sea mucho pero no es posible confirmarlo debido a que los equipos de prueba son muy limitados.

Soñadoras afganas

Tras conocer el problema de falta de respiradores, las jóvenes, que pertenecen a un grupo más grande de estudiantes de secundaria de alto rendimiento, decidieron actuar.

Y es que las ‘soñadoras afganas’, como se les conoce, viven en la ciudad de Herat, una de las ciudades que reporta más casos de coronavirus en el país, luego de que miles de personas volvieran de Irán.

Cuatro jóvenes Afganos construyen un ventilador médico con partes de autos usados

Cabe destacar que no es la primera vez que este grupo suena en los medios pues en 2017 llamaron la atención luego de que se les negara la visa para entrar a Estados Unidos en donde participarían en una competencia de robótica en Washington, situación en la que intervino el presidente Donald Trump para que se les permitiera el acceso.

Ahora, con su aporte a la lucha contra el coronavirus, las autoridades aplaudieron su labor: «Apreciamos y alentamos a estas niñas, nuestras hermanas por sus esfuerzos», explicó Wahidullah Mayar, portavoz del Ministerio de Salud.

Fuente: AutoMexico.com

BlogAutomotor

Deja una respuesta